14 febrero 2006

Agricultores

Intereses:

Forma rápida y barata de deshacerse de residuos de la explotación agrícola, así como de eliminar matorral de una finca para su roturación y aprovechamiento.

Una de las causas de incendios en los que la página del Ministerio hace especial hincapié (más bien la única ante la que no ofrece disculpas) es en la quema de rastrojos y uso del fuego para limpiar fincas. No se qué especialista habrá escrito éso, y quizá en otras regiones de España sea así, pero me parece demasiado cobarde culpar en exclusiva a la parte más débil, mientras en la misma página se exculpa, no sé con que argumentos, a los especuladores que juegan con las recalificaciones.

Si bien es innegable que la quema de rastrojos es una de las causas de incendio, no sirve para dar explicación a la mayoría de los mismos, que se producen lejos de las zonas cultivadas en varios focos simultáneos al atardecer. La quema de rastrojos, prohibida en época estival y muy reglamentada, es muy raro que se vaya de las manos por el propio interés del agricultor, ya que sería muy sencillo determinar el origen del incendio.

Los fuegos próximos a núcleos habitados también pueden tener causa en rencillas y venganzas. Éste quizá sea el único apartado en el cual no puedo sostener que las causas del incendio sean intereses económicos. Es además, el más dificil de erradicar, ya que la necedad es inherente a la especie humana.

Otra causa más peligrosa es la limpieza de monte baldío con fuego, que puede ser producido por gente del pueblo para eliminar monte bajo, ya sea para el posterior cultivo, ya sea para evitar que se refugien en él aminales, ya sea como pastos.

La idea de limpiar el monte viene de considerar un monte vivo un monte sucio; frente a su idea de monte limpio que es un monte en roca viva, en proceso de desertificación. Este tipo de fuego sí que es más peligroso por lo descontrolado,y por la cercanía al pueblo y a fincas con plantaciones vulnerables (viñedos, sotos de castaños...).

La valoración que hace cierta gente de los pueblos del monte bajo como basura que hay que limpiar es curiosamente muy similar a la solución que aportan ciertos entendidos y políticos, que opinan que el monte arde porque está sucio, y que los trabajos de prevención deben ir encaminados a eliminar el sotobosque y en general todo el material combustible del mismo. Estas palabras, que pueden tener razón al hablar de una explotación forestal, son una estupidez mayúscula si generalizamos a todo el monte, y permiten conocer la visión que estos especuladores de la naturaleza tienen del monte gallego: todo él es una explotación forestal a la cual se le puede chupar hasta la última gota de sangre (savia).

Esto es gravísimo, por lo extendido de esta opinión entre precisamente los políticos responsables de preservar los bosques:

  • En primer lugar: el sotobosque no es basura ni suciedad, sino una parte inherente del bosque, con función ecológica tan importante como las especies de gran porte y que asegura la sostenibilidad del medio. Eliminarlo supone castrar un bosque, reducirlo a la categoría de cultivo, un ecosistema anémico, una mera plantación de árboles que ya no es Naturaleza.

  • En segundo lugar: es absolutamente imposible de realizar. Desbrozar todo el monte gallego, además de un atentado ecológico, es un imposible ya que se necesitaría para ello más personal que la propia población gallega. El monte es demasiado vasto, impensable para el que sólo lo conoce desde la cinta negra de asfalto.

  • En tercero, sabiendo que gran parte de la superficie de monte gallego ya ha sido quemada y lo que hay es matorral, es decir, monte en proceso de regeneración natural...si eliminamos esa cubierta de xestas o carqueixas...¿qué queda? ¿peñas peladas? ¿es ese el razonamiento de la Consellería de Medio Rural para acabar con los incendios?

Si el razonamiento de que "el bosque arde porque está sucio”, lo continuamos, acabaremos en buena lógica compartiendo la opinión de Bush, según la cual el bosque arde porque existe. Talándolo, se acabó el problema (muerto el perro...).

Me parece una tergiversación repugnante culpar al bosque de que arda (porque está sucio, porque está seco, porque está descuidado..). El bosque no arde sólo, el bosque arde porque lo queman (las tormentas secas son causa de un cero coma algo por ciento de incendios). Hay que impedir que nadie le plante fuego al monte, porque impedir que el monte arda es del género imbécil: si es monte, arderá, y si no arde es o porque ha llovido, o porque no es monte. Invertir en hacer aún más daño al monte gallego me parece el colmo del despropósito y de la cobardía política.


SOLUCIONES:
  • De nuevo: repoblación automática de las zonas afectadas por el fuego.

  • Educación en las zonas rurales para eliminar esa cultura del fuego, enseñando los peligros de la misma.

  • Dar facilidades a los agricultures para el desbrozamiento de las parcelas, incluso por fuego, de forma reglada y con las medidas de seguridad oportunas (presencia de servicios de extinción en el momento de la quema). No basta con prohibir sin dar alternativas, porque si los agricultores no pueden hacerlo de forma controlada, existirá la tentación de hacerlo a escondidas, con efectos imprevisibles.

  • Educación de los responsables públicos en los valores ecológicos del monte, no sólo en los monetarios.

  • Políticas encaminadas a potenciar el medio rural como un espacio de riqueza natural y cultural a proteger. Por que sí, porque es nuestra obligación como gallegos, pero también por motivos de rentabilidad económica. El turismo rural no sólo necesita de establecimientos hoteleros, también de un medio natural que poder ofrecer al visitante como alternativa al medio urbano del que viene.

  • Cumplimiento de la legislación europea sobre explotaciones forestales sostenibles. Adopción del distintivo que las reconoce. Salida de la ilegalidad y la barbarie del monte gallego. Fin de la política de madera barata. La madera es un recurso limitado que hay que conservar...y pagar. Galicia no puede ser la reserva de madera barata a la medida de las celulosas. El paisaje gallego no lo pueden decidir cuatro empresas. No podemos convertir nuestra tierra en un sembrado de pinos y eucaliptos para beneficio de unos pocos.

  • Delimitación clara de lo que es una explotación forestal, en la cual habrá que buscar la máxima rentabilidad respetando unos mínimos ecológicos (lo cual no tiene porqué ser óbice, sino que es resultado de una buena gestión de la explotación); diferenciándola de lo que es medio natural, con todas las figuras de protección necesarias para preservarlo de forma inalterada.

No toda Galicia puede ser una reserva, pero tampoco todo el monte gallego puede ser un cultivo de pinos y eucaliptos. Un monte íntegro deja más dinero entre los habitantes de los pueblos que el modelo de monocultivo que nos han vendido como único posible.


10 Comments:

Blogger * said...

Pese a que es ilegal, se sigue produciendo la tala incontrolada de árboles (casi todos robles) para proveerse de leña para el siguiente invierno.

La Galicia profunda sigue usando este recurso para las cocinas de leña, para ahorrarse así el carísimo gasóleo de la calefacción.

Otras veces, es sólo un negocio para vender a los chalets, para dar uso a sus preciosas chimeneas francesas.

Si el bosque tuviese vida, con las podas habría más que suficiente para alimentar chimeneas, cocinas y salamandras. Tal y como está el monte gallego, abatir un roble adulto para calentarse me parece una aberración.

Tan absurdo como calentarse quemando sacas de billetes de banco.

Un despilfarro.

Y se salvan los frutales, porque dan dinero, que si no...

Es frecuente el argumento que achaca los incendios a la despoblación del rural.

Falso.

El enemigo de los árboles es el hombre. Es quien los quema para obtener madera barata, caza y pastos. Es quien los derriba para leña o madera.

A favor de mi argumento, la constatación de un hecho: los reductos de bosque más o menos inalterados en esta tierra están en zonas de baja densidad poblacional.

Aquí en Galicia, si naces carballo, o estás escondido, o estás perdido.

:(

23 abril, 2006 02:52  
Anonymous Anónimo said...

Estoy de acuerdo con lo que se dice en el anterior comentario, pero... la leña ya se quemaba antes de existir el gasóleo. La leña es renovable, el gasóleo, no.

La tala incontrolada, es culpa de que no está controlada, efectivamente. Pero si se quiere cortar un árbol hay que sacar autorización y siempre (a no ser a lado del cauce de un río) viene aprobada previo pago de una tasa. Eso si que está controlado.

Talar árboles centenarios es un pecado que además de aberrante debería estar prohibido y de hecho lo está, pero se de buena fé que se hace.

La despoblación del rural y la desaparición del pastoreo hizo que los montes y fincas se llenaran de una maleza más densa de lo normal de ahí que cuando salta la chispa por el motivo que sea arda con más fuerza y provoque más desastres.

La culpa no siempre es de lo evidente.

25 julio, 2006 14:10  
Anonymous Anónimo said...

Hay que reconocer que este año, la Xunta ha hecho razonablemente bien su trabajo de prevención. Ha limpiado cortafuegos, ha abierto nuevos, desbrozado zonas de riesgo...

...

y sin embargo, no ha servido de nada.

Otro año más, Galicia vuelve a arder por los cuatro costados.

Como la Consellería había concentrado sus dispositivos en una serie de concellos, tradicionalmente los más afectados por el fuego, los incendiarios han ido a hacer su TRABAJO a otros, en la costa.

Esta última oleada de incendios (más de 100 simultáneos, tenemos más incendios en Galicia que en el resto de España) ha obligado a dividir los medios de extinción y concentrarlos en la defensa de núcleos habitados. Parece una estrategia orquestada para desbordar a los medios de extinción que, por el momento, ha tenido un rotundo éxito (a pesar de contar con más de la mitad de medios de extinción aéreos del Estado ayudando en las labores, pero claro, todo tiene un límite).

Es evidente que no se trata de individuos aislados. No creo en casualidades: todos los incendios concentrados en un fin de semana, en unas zonas concretas. Si hasta ahora era evidente que había una comunidad de intereses para quemar el monte gallego, ahora cabe pensar que los incendiarios actúan según un cierto tipo de organización.

La pregunta sigue en el aire:

¿Quienes están provocando todos estos incendios?

¿A qué intereses obedecen?

07 agosto, 2006 11:24  
Anonymous Rafa said...

Para mi que el uso de madera para las cocinas y las chimeneas y tal, no tiene ninguna repercusión sobre los bosques. Seguro que hace un siglo había muchisimas más cocinas de leña y lareiras (chimeneas no creo) en Galicia, pero los bosques no desaparecían.

Se me ocurre que a cuento del tema de la "limpieza" de los montes, es posible que igual que hace años que la gente habla de que las propias cuadrillas que cobrban por trabajo realizado en la extinción de incendios podían estar detrás de alguno que otro. La nueva ley que básicamente obliga a limpiar los montes privados bajo amenaza de pagar los daños si se produce un incendio, podría generar un gran negocio también.

08 agosto, 2006 14:58  
Anonymous Anónimo said...

Quería felicitarte por tu excelente página.

Creo que dentro de 120 ó 200 años, cuando la gente tuviera la cultura mínima podría llegarse a implantar políticas tan racionales.

Desearía equivocarme; pero en este país vamos en sentido contrario. Lo único que triunfa es el sectarismo, la mentira y todo lo contrario a lo racional.

Es curioso que otros partes de europa dondel lueve tnato o menos que ne Galicia, el bosque no se quema tanto.

Enhorabuena y suerte. Ojalá me equivoque.

14 agosto, 2006 07:00  
Anonymous alberto b. said...

Volvendo ó tema dos gandeiros. Si que é certo que unha pequena proporción dos lumes veñen provocados por descoidos na queima de rastroxos (falo de monte baixo cortado e amontoado ó que se lle pon lume para eliminalo) pero os gandeiros soen ter coidado, xa que eses traballos fanos en fincas da súa propiedade e ó que menos lle interesa é que se lles escape o lume e se lles queimen os seus propios pinos.

Cando se fala de que certos gandeiros queiman monte para aumentalos pastos pareceme pouco razoable. A ganderia de animais libres no monte é residual, e Galicia non é unha rexión deficitaria de pastos, mais ben, co abandono do agro, todo o contrario.

Cando se fala de limpalo monte baixo rememorase o agro dalgún tempo, cando o oitenta por cento da poboación dedicabase a él, é a limpeza do monte tiña un obxetivo lograr toxos e fieitas para os cortellos que logo eran utilizado como abono. Esa situación é imposible de volver a ela.
Por outro parte tes razón de que cando se fala de que as administracións deberían ocuparse de mantelo monte limpo estase dicindo unha tontería enorme, o custo sería incalculable, e inacable, o monte baixo volve a aparecer nun par de anos.
Comparto, en parte, a tua exposición de que o monte baixo non é lixo, só que si que penso que sería positivo unha certa limpeza do monte como a de decadas pasadas na que habia fincas limpas ó lado de fincas de monte baixo (e que funcionaban como cortafogos) que se volvian a encher de monte baixo em apenas un par de anos, limpandose as fincas de forma aleatoria en función de quen fora o dono. Aínda que isto hoxe por hoxe pareceme irrealizable.

15 agosto, 2006 06:34  
Blogger Pablo Eifonso said...

Grazas pola túa páxina. Unha raiola de luz entre tanto sectarismo, ignorancia, electoralismo barato e incompetencia. Tentaremos espallala o máis posible. É imprescindible que os que manexan opinión neste país e que poñen rapidamente a súa lingoa a pastar sen reflexionar o máis mínimo sobre a complexidade do que ocorre, lean páxinas como estas, as debatan, as discutan, as rebatan, se tal. O que resulta insofrible é este "consignismo" co que se soluciona o debate destes días sobre a "vaga incendiaria".

Pois algo que podemos ir facendo é recomendar dende e como poidamos a lectura de http://incendios-forestales.blogspot.com/. Estaremos facendo así algo productivo contra os incendios e a favor do noso maltratado medio ambiente.

22 agosto, 2006 14:35  
Anonymous Anónimo said...

Parbéns polo traballo.
Hai un punto importante e pouco debatido igual por non ser "políticamente correcto" , ea responsabilidade da maioría dos montes nos concellos é das Comunidades de Montes, aínda que pareza moi democrático sei quén está detrás da maioría delas, son intocables e ¿quen as supervisa?,. aquí o monte está desfeito de pistas,os carballos desaparecen misteriosamente, os terreos comunais están sen limpar e a replantación basicamente é de eucalipto e pino. agora sí , fanse descomunais "centros veciñais", encementado de torreiros para o dia da festa e obras varias para a comunidad, manexan imortantes sumas de diñeiro e aínda se ten dado o caso de facer propostas de venta do monte comunal por parte dos comuneros para facer urbanizacións¿¡.

20 septiembre, 2006 09:42  
Anonymous Anónimo said...

Tengo que realizar la limpieza de rastrojos de mi parcela situada en un espacio de monte alto ,y me pregunto ¿donde deshecho los restos de los rastrojos ? ¿quemandolos? imposible en pleno monte ,la Junta de Castila y León no da solución a este tema como puede ser facilitar un emplazamiento donde se puedan eliminar o transformar dichos restos evitando riesgos innecesarios por lo que los propietarios de pas parcelas dejan en el abandono las mismas hasta el punto de que se hace imposible el tránsito por estas zonas.
pienso que una solución sería la construcción de plantas de compostaje facilitando así alos propietarios la limpieza de deteminadas zonas de riesgo de incencio y al mismo tiempo aprovechar lo que nos da la naturaleza , me parece un crimen la quema de rastrojos la cual contribuye a la contaminación y a la eliminación de la biodiversidad de muchas especies ,pero que se le va ha hacer si tenemos unos politicos con la cabeza cuadrada e ideas fijas de ir en contra de la leyes de la naturaleza.

01 agosto, 2007 05:14  
Anonymous Anónimo said...

¡Hola!
muy interesante tu articulo,lo he encontrado haciendo un trabajo del tema.
Siento decirte que ciertamente la quema de pastos por quienes tu llamas "la parte más debil" es verdadera, pero hay que distinguir: ellos queman sus pastos, si y también se les va de las manos por falta de autorizaciones y descontrol de la administración,la especulación,a nivel nacional solo ocupa el 17%.

un saludo piko_kojo@hotmail.com

01 abril, 2009 16:50  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home