14 febrero 2006

Recalificaciones

Intereses:

Cambiar mediante el fuego los usos del suelo, al no haber ecosistema que proteger ya que está reducido a cenizas, eliminando las reticencias de ediles pudorosos. Así vemos surgir tras un incendio urbanizaciones, explotaciones agropecuarias, polígonos industriales o parques eólicos.

Esos terrenos ya desbloqueados multiplicarán su valor, así que además son un suculento negocio para los especuladores y tentación para la corrupción política. Forzar mediante el fuego la recalificación de terrenos es una tradición en la costa mediterránea que en la fachada atlántica hemos importado. Cuando un árbol molesta para construir cualquier cosa, la solución es eliminarlo mediante la llama.

Soluciones:

  • De nuevo: repoblación automática. Donde hubiera un bosque, que lo vuelva a haber.

  • Cumplimiento efectivo de la ley que impide las recalificaciones de terrenos afectados por las llamas durante diez lustros, sin que existan resquicios legales por donde se pueda colar la corrupción política o judicial.


6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

No creo mucho en los intereses inmobiliarios a la hora de quemar el monte. En muchisimos casos ya sabeis: Si un arbol o un bosque molesta para construir, se corta y ya está. Ni siqueira hace falta quemarlo antes. Cierto que esto ha podido ocurrir más por la costa mediterránea.

A modo de anécdota: En Madrid la ley forestal impide un cambio de uso del suelo durante 30 años en terrenos incendiados, ahora bien ¿donde está el inventario de montes quemados desde el año de aplicación de la ley en 1995?

24 febrero, 2006 06:16  
Anonymous Anónimo said...

Las lagunas de la legislación permiten recalificar el uso de suelo quemado
La única excepción que recoge la normativa es la superficie declarada forestal
La revisión de la Ley de Montes prevé crear una fiscalía contra delitos medioambientales

* Medios aéreos de otras autonomías refuerzan la lucha antiincendios

Enviar noticiaImprimir noticia
(Domingos Sampedro | santiago)
Publicidad Click here to find out more!


La masa forestal de Finistrat, próxima a la ciudad alicantina de Benidorm, fue arrasada por un incendio en 1992. En sólo cuatro años, el terreno se recalificó y sobre sus cenizas se alzaron pirámides egipcias y héroes de las leyendas de Homero que dan contenido al parque temático Terra Mítica con sus 1.050 hectáreas. Con la nueva Ley de Montes sería imposible un cambio de este tipo, pues prohíbe recalificar el suelo forestal incendiado durante 30 años. Claro que nada dice sobre la superficie rústica ordinaria o agropecuaria, muy codiciada por los constructores.

Galicia alberga, al menos de forma potencial, ejemplos que recuerdan al de Terra Mítica, y basta con citar el de Monteferro, en la periferia de Vigo, y las controvertidas recalificaciones urbanísticas pretendidas desde el Concello de Nigrán.

La última modificación de la Ley de Montes, vigente en toda España desde el pasado 28 de abril, sería un instrumento prácticamente ineficiente para frenar la presión urbanística en este y otros tantos casos dirigidos a teñir de urbanizaciones el litoral gallego. ¿Por qué? Pues, sencillamente, porque se trata de una ley sectorial que apenas alude a otro tipo de suelo que no sea el forestal.

Copiado de:
http://www.lavozdegalicia.es/hemeroteca/noticia.jsp?CAT=39094&TEXTO=5006074

19 agosto, 2006 14:35  
Anonymous victor said...

Si, es cierto que la ley no deja, construir en un sueldo quemado durante 30 años, ese suelo tiene que estar calicador como suelo forestal. ¿que pasa si esta como suelo agrepecuario o rustico? Que se puede seguir el proceso normal de recalificaciones y en unos 5 años puede haber una bonita urbanización, sobre suelo quemado. Quien hace la ley, hace la trampa.

20 agosto, 2006 10:34  
Anonymous lum said...

Yo ya he comentado en varias conversaciones sobre el tema, que estoy bastante convencido de que la famosa ley que no permite construir en suelo quemado durante 30 años seguramente tiene "truco" para que en Galicia se vaya a incumplir (con respecto a la supuesta filosofía la ley al menos) en un montón de casos. Estaría bien saber el porcentaje de bosque quemado este verano que se corresponde con "suelo forestal".

Hablando un poco de todo, en la zona donde vivo (al sur de Santiago, cerca del Milladoiro) lleva varios años ardiendo monte todos los veranos. No es exageración, lo digo en sentido literal. Si bien es cierto que nunca han sido incendios muy grandes (en parte gracias a que casi siempre la gente de extinción de incendios apareció con mucha velocidad)... Todos han sido provocados sin duda, y aquí siempre hemos sospechado de las madereras y la industria de la celulosa.

Pero creo que la primera causa de incendios, incluso por encima de lo que acabo de comentar, es el sinsentido urbanístico. Y es mi primer candidato para explicar el destrozo de este agosto. Por eso me gustaría aclarar mis dudas sobre la famosa ley y sus trampas.

Ah, y muchísimas gracias por esta web.

Saludos

21 agosto, 2006 04:41  
Anonymous Anónimo said...

yo creo que los incendios se podrian evitar,si nosotros lo cuidamos,lo respetamos y tenemos el maximo cuidado posible!

a cuidarlos!!!

25 noviembre, 2007 05:10  
Anonymous Anónimo said...

Podemos cuidarlos, respetarlo y tener el máximo cuidado posible...y con que llegue uno con una caja de fósforos y una mecha se jodió el bosque.

Los incendios se podrían evitar si no hubiera nadie que le interesara provocarlos.

Decir que la responsabilidad es de todos es como decir que no es de nadie. No todos vamos con el mechero al monte: son unos individuos concretos con unos intereses muy específicos.

13 enero, 2008 15:55  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home